Importaciones

 

La gráfica de producción, consumo e importaciones muestra claramente que el consumo crece en un porcentaje mucho mayor que la producción y este déficit es cubierto en parte por la importación de productos terminados pero de manera mayoritaria por la importación de materias primas.

 

Para ver el cuadro de años anteriores haz click en el vínculo que te interese:

 

2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013

 

Durante mucho años, nuestro país se mantuvo cerrado al exterior, evitando de esta manera la competencia internacional dentro de nuestro sector, tan es así, que antes del año 1986, fecha de ingreso de México al Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), hoy Organización Mundial del Comercio (OMC), solo era posible adquirir productos importados en los puertos libres o bien en tiendas especializadas a precios muy altos.

Esta situación no fomentaba el desarrollo de la industria de manera importante, ya que la totalidad de la producción nacional estaba vendida y al no tener productos que presentaran una alternativa real de consumo no existía el interés por lograr mejoras sustanciales en calidad, precio y servicio.

A partir de 1986, y con un mercado abierto aunque sea de manera parcial, países de todo el mundo realizaban sus primeras importaciones a México, (con excepción de la leche en polvo que era importada por CONASUPO), obligando a la industria nacional a implementar mejoras en sus procesos, así como mejorar las condiciones de producción por parte de los ganaderos; pero fue hasta 1994 con el cambio de las Licencias Previas por el de Aranceles Cupo, que las fronteras se abren de manera definitiva, situación que permite a la población el tener nuevos productos, nuevas marcas, y nuevas presentaciones, obligando a la industria nacional a dar el gran salto a la modernización.

Esto ha permitido utilizar de mejor manera la leche nacional en la elaboración de productos donde somos más competitivos, y las importaciones participan de manera importante en el complemento del abasto nacional. Los productos de la siguiente tabla que incluyen materias primas y productos terminados son los más representativos en las importaciones que realiza nuestro país, y la mayoría de ellos están expresados en toneladas y convertidos a litros de leche equivalente, de acuerdo a los siguientes factores de conversión:

 

 


 

Importaciones 2013 (Toneladas)

 

En la siguienta tabla se puede apreciar una comparativa del 2013 contra el 2012 así como la variación que hubo.

  2012 2013 variación %
Leche fresca y crema 33,303 36,054 8.26%
Leche descremada en polvo 238,766 198,577 - 16.83%
Leche entera en polvo 8,554 11,209 31.03%
Preparaciones Alimenticias 19,349 23,781 22.90%
Suero dulce en polvo 70,537 68,355 - 3.09%
Quesos 92,601 106,481 14.99%
Leche Evaporada 8,548 8,597 0.58%
Leche Condensada 18,818 11,745 - 37.59%
Sub Total 490,476 464,798 - 5.24%
Otras Importaciones 143,650 161,230 12.24%
Total 634,126 626,028 - 1.28%

Nota: El signo negativo en el porcentaje de variación indica que disminuyeron las importaciones.

 

Origen de las importaciones del 2013:

País Toneladas %
E.U. 476,587 76.13
Nueva Zelanda 61,326 9.79
Chile 21,171 3.38
Holanda 12,276 1.96
Irlanda 9,145 1.46
Uruguay 7,121 1.13
Francia 6,931 1.10
Argentina 5,941 0.94
Alemania 4,530 0.72
Canada 4,172 0.66
Australia 3,207 0.51
Singapur 1,085 0.17
Dinamarca 1,083 0.17
Otros 11,453 1.88
     
Total 626,028 100

Fuente: Administración General de Aduanas

Para ver el origen de las importaciones de años anteriores así como sus tablas comparativas haz click aqui

 

 

El 71% de estas importaciones provienen de países con quien México ha firmado tratados comerciales y donde los productos lácteos han sido incluidos como son Estados Unidos de Norteamérica, Uruguay y Chile.

En distintos foros, tanto privados como oficiales se escucha de la necesidad que tiene el país de ser autosuficiente en la producción de leche, las tendencias y los estudios demuestran que es muy difícil que esta autosuficiencia se de en el corto y mediano plazo ya que la producción estará creciendo durante los próximos 20 años a un ritmo de 1.7% anual.

Como muestra, tenemos que durante el periodo 2000 - 2008 la producción creció 14% y el consumo lo hizo 42% y no existen las condiciones propicias para revertir esta tendencia.